SORDERA SÚBITA


La sordera súbita es un síndrome infrecuente que consiste en
la aparición brusca o en menos de 3 días de una sordera perceptiva
de >30 dB HL en al menos 3 frecuencias consecutivas,
habitualmente unilateral en grado variable. Puede acompañarse
de otros síntomas cocleovestibulares, como plenitud
ótica, distorsión auditiva, acúfenos, inestabilidad y vértigo. La
causa es desconocida, aunque se ha postulado su origen vírico,
vascular, barotraumático y autoinmune.
1. Se debe realizar una exploración otoneurológica básica, en
la que la otoscopía suele ser normal y observarse una acumetría
perceptiva del lado afecto, aunque con frecuencia debido
a una hipoacusia grave aparece un signo de Rinne falso negativo.
En caso de vértigo asociado la exploración es armónica,
con nistagmo espontáneo de fase rápida hacia el lado sano, y
prueba de Bárány y signo de Romberg hacia el lado afecto. Los
pares craneales, a excepción del par VIII, no presentan alteraciones,
si bien aparece reflejo trigeminofacial en los casos de
neurinoma del nervio acústico.
2. Ante la sospecha de hipoacusia súbita, la prueba diagnóstica
inexcusable es la audiometría tonal liminal, en la que se
apreciará sordera neurosensorial del lado afecto, que puede
presentarse principalmente con cuatro tipos de curva: plana,
ascendente, descendente y en cubeta.
3. Si la hipoacusia no es grave,debe indicarse el estudio de los
potenciales evocados auditivos de tronco cerebral (PEATC)
para confirmar de forma objetiva el grado de sordera y descartar
retrococlearidad. Cuando se aprecie sordera neurosensorial
endococlear debe establecerse el seguimiento del paciente,
sin más pruebas complementarias. En las sorderas leves y
moderadas, la presencia de otoemisiones acústicas normales
puede sugerir retrococlearidad.
4. Tanto si la hipoacusia es muy grave como si los PEATC no
ofrecen respuesta o muestran indicios de retrococlearidad, se
indicará una resonancia magnética (RM) cerebral, con especial
interés en el conducto auditivo interno y el ángulo pontocerebeloso.
La RM puede ser normal, en cuyo caso se indica el seguimiento
del paciente, pero puede rebelar indicios de patología
subyacente, como neuritis, trastornos vasculares, tumores del
nervio auditivo o afectación intralaberíntica.
5. El diagnóstico precoz es importante para instaurar el tratamiento
y favorecer la reversibilidad del cuadro, si se sospecha
una etiología isquémica coclear aguda. Debido a que no se
conoce con exactitud la etiopatogenia de este síndrome, existen
numerosos esquemas de tratamiento igualmente correctos.
Exponemos aquí el esquema de tratamiento que nosotros usamos
habitualmente, de aplicación siempre flexible y valorando
los riesgos y beneficios del tratamiento para cada individuo.
Si no han pasado más de 5 días desde la instauración del
cuadro recomendamos el ingreso del paciente para realizar
tratamiento intravenoso. Este período se establece arbitrariamente
por considerar que un paciente que no experimente
mejoría audiométrica en los primeros 5 a 7 días difícilmente lo
hará posteriormente, ya que los daños metabólicos serán irreversibles.
El tratamiento intravenoso suele mantenerse entre 2
y 5 días, para después pasar a un tratamiento oral domiciliario
durante unos 30 días.
La hipoacusia debe tratarse con reposo en cama no estricto,
tratamiento corticoideo con 6-metilprednisolona, 1-1,5 mg/
kg de peso/día por vía intravenosa, y vasodilatadores, como
clorhidrato de buflomedil, 2 ampollas de 50 mg cada 8 horas
en perfusión intravenosa. En el tratamiento domiciliario por
vía oral se completa una pauta descendente de corticoides
hasta los 14 días, y el vasodilatador se continúa durante unos
25 días.
Las alternativas son múltiples, y consisten en gas carbógeno,
pentoxifilina, piracetam, dextranos, corticoide transtimpánico
y otros en experimentación.
6. En caso de acúfenos intensos se indica una benzodiazepina
por vía oral si es posible, como 5 mg de diazepam en dosis
única nocturna, aunque la dosis puede aumentarse y fraccionarse
si fuera necesario.
7. En el inicio del cuadro puede presentarse cierto grado de
inestabilidad e incluso vértigo que obliguen al reposo en cama
y limiten el movimiento cefálico. Si existe un cortejo vegetativo
asociado, se asociará tratamiento parenteral con inhibidores
del vómito, como metoclopramida (una ampolla de 10 mg
por vía intravenosa o intramuscular) o benzodiazepinas (10
mg de diazepam por vía intravenosa). Con esta medicación se
controlan los vómitos, y a partir de ese momento podemos
instaurar un tratamiento antivertiginoso por vía oral (sulpirida,
dimenhidrinato o tietilperazina).
8. El seguimiento debe realizarse al mes y posteriormente a
los 6 meses para apreciar la evolución y el grado de las secuelas.
El pronóstico es peor en pacientes mayores de 40 años,
con patología de base importante, sordera grave o vértigo
asociado.
9. En el caso de presentarse una sordera súbita en relación
con inmersión debe sospecharse una embolia gaseosa, por lo
que puede utilizarse una cámara hiperbárica junto a tratamiento
vasodilatador.
Bibliografía
GARCÍA CALLEJO FJ; MARCO ALGARRA J , BLAY L. Sordera brusca idiopática. En:
Suárez C, Gil-Carcedo LM, Marco J, Medina J, Ortega del Álamo P,
Trinidad T, eds. Tratado de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y
cuello. Madrid: Proyectos Médicos, 1999; 1435-1452.
QUESADA MARTÍNEZ JL, LÓPEZ CAMPOS D, QUESADA MARÍN P. Hipoacusia después
de traumatismos del temporal. Síndrome de sordera súbita.
Patología del VIII par. I: Neuronitis. En: Vallejo Valdezate LA, ed.
Hipoacusia neurosensorial. Barcelona: Masson, 2003; 97-108.La sordera súbita es un síndrome infrecuente que consiste en
la aparición brusca o en menos de 3 días de una sordera perceptiva
de >30 dB HL en al menos 3 frecuencias consecutivas,
habitualmente unilateral en grado variable. Puede acompañarse
de otros síntomas cocleovestibulares, como plenitud
ótica, distorsión auditiva, acúfenos, inestabilidad y vértigo. La
causa es desconocida, aunque se ha postulado su origen vírico,
vascular, barotraumático y autoinmune.
1. Se debe realizar una exploración otoneurológica básica, en
la que la otoscopía suele ser normal y observarse una acumetría
perceptiva del lado afecto, aunque con frecuencia debido
a una hipoacusia grave aparece un signo de Rinne falso negativo.
En caso de vértigo asociado la exploración es armónica,
con nistagmo espontáneo de fase rápida hacia el lado sano, y
prueba de Bárány y signo de Romberg hacia el lado afecto. Los
pares craneales, a excepción del par VIII, no presentan alteraciones,
si bien aparece reflejo trigeminofacial en los casos de
neurinoma del nervio acústico.
2. Ante la sospecha de hipoacusia súbita, la prueba diagnóstica
inexcusable es la audiometría tonal liminal, en la que se
apreciará sordera neurosensorial del lado afecto, que puede
presentarse principalmente con cuatro tipos de curva: plana,
ascendente, descendente y en cubeta.
3. Si la hipoacusia no es grave,debe indicarse el estudio de los
potenciales evocados auditivos de tronco cerebral (PEATC)
para confirmar de forma objetiva el grado de sordera y descartar
retrococlearidad. Cuando se aprecie sordera neurosensorial
endococlear debe establecerse el seguimiento del paciente,
sin más pruebas complementarias. En las sorderas leves y
moderadas, la presencia de otoemisiones acústicas normales
puede sugerir retrococlearidad.
4. Tanto si la hipoacusia es muy grave como si los PEATC no
ofrecen respuesta o muestran indicios de retrococlearidad, se
indicará una resonancia magnética (RM) cerebral, con especial
interés en el conducto auditivo interno y el ángulo pontocerebeloso.
La RM puede ser normal, en cuyo caso se indica el seguimiento
del paciente, pero puede rebelar indicios de patología
subyacente, como neuritis, trastornos vasculares, tumores del
nervio auditivo o afectación intralaberíntica.
5. El diagnóstico precoz es importante para instaurar el tratamiento
y favorecer la reversibilidad del cuadro, si se sospecha
una etiología isquémica coclear aguda. Debido a que no se
conoce con exactitud la etiopatogenia de este síndrome, existen
numerosos esquemas de tratamiento igualmente correctos.
Exponemos aquí el esquema de tratamiento que nosotros usamos
habitualmente, de aplicación siempre flexible y valorando
los riesgos y beneficios del tratamiento para cada individuo.
Si no han pasado más de 5 días desde la instauración del
cuadro recomendamos el ingreso del paciente para realizar
tratamiento intravenoso. Este período se establece arbitrariamente
por considerar que un paciente que no experimente
mejoría audiométrica en los primeros 5 a 7 días difícilmente lo
hará posteriormente, ya que los daños metabólicos serán irreversibles.
El tratamiento intravenoso suele mantenerse entre 2
y 5 días, para después pasar a un tratamiento oral domiciliario
durante unos 30 días.
La hipoacusia debe tratarse con reposo en cama no estricto,
tratamiento corticoideo con 6-metilprednisolona, 1-1,5 mg/
kg de peso/día por vía intravenosa, y vasodilatadores, como
clorhidrato de buflomedil, 2 ampollas de 50 mg cada 8 horas
en perfusión intravenosa. En el tratamiento domiciliario por
vía oral se completa una pauta descendente de corticoides
hasta los 14 días, y el vasodilatador se continúa durante unos
25 días.
Las alternativas son múltiples, y consisten en gas carbógeno,
pentoxifilina, piracetam, dextranos, corticoide transtimpánico
y otros en experimentación.
6. En caso de acúfenos intensos se indica una benzodiazepina
por vía oral si es posible, como 5 mg de diazepam en dosis
única nocturna, aunque la dosis puede aumentarse y fraccionarse
si fuera necesario.
7. En el inicio del cuadro puede presentarse cierto grado de
inestabilidad e incluso vértigo que obliguen al reposo en cama
y limiten el movimiento cefálico. Si existe un cortejo vegetativo
asociado, se asociará tratamiento parenteral con inhibidores
del vómito, como metoclopramida (una ampolla de 10 mg
por vía intravenosa o intramuscular) o benzodiazepinas (10
mg de diazepam por vía intravenosa). Con esta medicación se
controlan los vómitos, y a partir de ese momento podemos
instaurar un tratamiento antivertiginoso por vía oral (sulpirida,
dimenhidrinato o tietilperazina).
8. El seguimiento debe realizarse al mes y posteriormente a
los 6 meses para apreciar la evolución y el grado de las secuelas.
El pronóstico es peor en pacientes mayores de 40 años,
con patología de base importante, sordera grave o vértigo
asociado.
9. En el caso de presentarse una sordera súbita en relación
con inmersión debe sospecharse una embolia gaseosa, por lo
que puede utilizarse una cámara hiperbárica junto a tratamiento
vasodilatador.
Bibliografía
GARCÍA CALLEJO FJ; MARCO ALGARRA J , BLAY L. Sordera brusca idiopática. En:
Suárez C, Gil-Carcedo LM, Marco J, Medina J, Ortega del Álamo P,
Trinidad T, eds. Tratado de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y
cuello. Madrid: Proyectos Médicos, 1999; 1435-1452.
QUESADA MARTÍNEZ JL, LÓPEZ CAMPOS D, QUESADA MARÍN P. Hipoacusia después
de traumatismos del temporal. Síndrome de sordera súbita.
Patología del VIII par. I: Neuronitis. En: Vallejo Valdezate LA, ed.
Hipoacusia neurosensorial. Barcelona: Masson, 2003; 97-108.

La sordera súbita es un síndrome infrecuente que consiste en

la aparición brusca o en menos de 3 días de una sordera perceptiva

de >30 dB HL en al menos 3 frecuencias consecutivas,

habitualmente unilateral en grado variable. Puede acompañarse

de otros síntomas cocleovestibulares, como plenitud

ótica, distorsión auditiva, acúfenos, inestabilidad y vértigo. La

causa es desconocida, aunque se ha postulado su origen vírico,

vascular, barotraumático y autoinmune.

1. Se debe realizar una exploración otoneurológica básica, en

la que la otoscopía suele ser normal y observarse una acumetría

perceptiva del lado afecto, aunque con frecuencia debido

a una hipoacusia grave aparece un signo de Rinne falso negativo.

En caso de vértigo asociado la exploración es armónica,

con nistagmo espontáneo de fase rápida hacia el lado sano, y

prueba de Bárány y signo de Romberg hacia el lado afecto. Los

pares craneales, a excepción del par VIII, no presentan alteraciones,

si bien aparece reflejo trigeminofacial en los casos de

neurinoma del nervio acústico.

2. Ante la sospecha de hipoacusia súbita, la prueba diagnóstica

inexcusable es la audiometría tonal liminal, en la que se

apreciará sordera neurosensorial del lado afecto, que puede

presentarse principalmente con cuatro tipos de curva: plana,

ascendente, descendente y en cubeta.

3. Si la hipoacusia no es grave,debe indicarse el estudio de los

potenciales evocados auditivos de tronco cerebral (PEATC)

para confirmar de forma objetiva el grado de sordera y descartar

retrococlearidad. Cuando se aprecie sordera neurosensorial

endococlear debe establecerse el seguimiento del paciente,

sin más pruebas complementarias. En las sorderas leves y

moderadas, la presencia de otoemisiones acústicas normales

puede sugerir retrococlearidad.

4. Tanto si la hipoacusia es muy grave como si los PEATC no

ofrecen respuesta o muestran indicios de retrococlearidad, se

indicará una resonancia magnética (RM) cerebral, con especial

interés en el conducto auditivo interno y el ángulo pontocerebeloso.

La RM puede ser normal, en cuyo caso se indica el seguimiento

del paciente, pero puede rebelar indicios de patología

subyacente, como neuritis, trastornos vasculares, tumores del

nervio auditivo o afectación intralaberíntica.

5. El diagnóstico precoz es importante para instaurar el tratamiento

y favorecer la reversibilidad del cuadro, si se sospecha

una etiología isquémica coclear aguda. Debido a que no se

conoce con exactitud la etiopatogenia de este síndrome, existen

numerosos esquemas de tratamiento igualmente correctos.

Exponemos aquí el esquema de tratamiento que nosotros usamos

habitualmente, de aplicación siempre flexible y valorando

los riesgos y beneficios del tratamiento para cada individuo.

Si no han pasado más de 5 días desde la instauración del

cuadro recomendamos el ingreso del paciente para realizar

tratamiento intravenoso. Este período se establece arbitrariamente

por considerar que un paciente que no experimente

mejoría audiométrica en los primeros 5 a 7 días difícilmente lo

hará posteriormente, ya que los daños metabólicos serán irreversibles.

El tratamiento intravenoso suele mantenerse entre 2

y 5 días, para después pasar a un tratamiento oral domiciliario

durante unos 30 días.

La hipoacusia debe tratarse con reposo en cama no estricto,

tratamiento corticoideo con 6-metilprednisolona, 1-1,5 mg/

kg de peso/día por vía intravenosa, y vasodilatadores, como

clorhidrato de buflomedil, 2 ampollas de 50 mg cada 8 horas

en perfusión intravenosa. En el tratamiento domiciliario por

vía oral se completa una pauta descendente de corticoides

hasta los 14 días, y el vasodilatador se continúa durante unos

25 días.

Las alternativas son múltiples, y consisten en gas carbógeno,

pentoxifilina, piracetam, dextranos, corticoide transtimpánico

y otros en experimentación.

6. En caso de acúfenos intensos se indica una benzodiazepina

por vía oral si es posible, como 5 mg de diazepam en dosis

única nocturna, aunque la dosis puede aumentarse y fraccionarse

si fuera necesario.

7. En el inicio del cuadro puede presentarse cierto grado de

inestabilidad e incluso vértigo que obliguen al reposo en cama

y limiten el movimiento cefálico. Si existe un cortejo vegetativo

asociado, se asociará tratamiento parenteral con inhibidores

del vómito, como metoclopramida (una ampolla de 10 mg

por vía intravenosa o intramuscular) o benzodiazepinas (10

mg de diazepam por vía intravenosa). Con esta medicación se

controlan los vómitos, y a partir de ese momento podemos

instaurar un tratamiento antivertiginoso por vía oral (sulpirida,

dimenhidrinato o tietilperazina).

8. El seguimiento debe realizarse al mes y posteriormente a

los 6 meses para apreciar la evolución y el grado de las secuelas.

El pronóstico es peor en pacientes mayores de 40 años,

con patología de base importante, sordera grave o vértigo

asociado.

9. En el caso de presentarse una sordera súbita en relación

con inmersión debe sospecharse una embolia gaseosa, por lo

que puede utilizarse una cámara hiperbárica junto a tratamiento

vasodilatador.

Bibliografía

GARCÍA CALLEJO FJ; MARCO ALGARRA J , BLAY L. Sordera brusca idiopática. En:

Suárez C, Gil-Carcedo LM, Marco J, Medina J, Ortega del Álamo P,

Trinidad T, eds. Tratado de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y

cuello. Madrid: Proyectos Médicos, 1999; 1435-1452.

QUESADA MARTÍNEZ JL, LÓPEZ CAMPOS D, QUESADA MARÍN P. Hipoacusia después

de traumatismos del temporal. Síndrome de sordera súbita.

Patología del VIII par. I: Neuronitis. En: Vallejo Valdezate LA, ed.

Hipoacusia neurosensorial. Barcelona: Masson, 2003; 97-108.

About these ads

22 Respuestas a “SORDERA SÚBITA

  1. Ana Maria Benitez

    Realmente los felicito por la revicsón, Soy médica tengo 35 años, y tuve una Hipoacusia subita en Enero de 2010 unilateral con perdida severa inicial (-75 dcl) y tras el Tto con Prednisona 1 mg/kg/dia por 30 dias recuperé ad integrum. Tengo Audiometria de control pos Tto casi normal. EL problema es que el 68 KD me dió positivo en agudo y a las dos semanas pos Tto y me aconsejaron a pesar de tener restitución ad integrum en audiometria por tener el 68 KD (+) iniciar Tto cronico con Metotrexato para evitar recurrencias. Eso es así?? no es muy agresivo??

  2. Hace 10 días que tuve una pérdida de oido súbita..Sufri unos momentos de vertigo, pero me tranquilicé enseguida. Lo peor vinó a los siete días ya q. los vértigos me dejarón incapaz de valerme por mí misma. Me mandarón tomar corticoides así como um antihistaminico.Me han realizado un PEA y estoy esperando una RM. He empezado a oir un poco,pero ello no evita la molestia de los ruidos etc. Quisiera saber mucho sobre esté tema .

  3. Creo que es una enfermedad, de la cual se deberia saber mucho más

  4. alex avendano

    yo tengo esta condicion desde los 35 anos de edad hoy ala fecha con los 52 anos y recibi todos los tratamientos arriba mencionados por 1 mes aproximado . me decia el especialista que este mal asi como llego tambien se va pero ,tambien se queda y lamentable mente este es mi caso .

    • Lamentablemente, en su caso de no tratarse de manera adecuada y oportuna, la lesión puede tornarse permanente.
      Le sugiero siempre realizar controles porque existe la posibilidad, si no se ha tratado el factor causal, de que se afecte el otro oído o empeore el ya afectado.

    • Espero que ya hallas mejorado, yo tengo ese problema pero poco a poco voy ganando confianza en que llegará el día en que aunque no pueda oir del todo bien, será mejor que hoy. Llevo tratamiento

  5. Estimad@s más que un comentario, quisiera contarles que tengo un problema de sordera que sólo se produce por las noches y me comienza a llegar el sonido a veces como a las 09:00 hrs y a veces demora más tiempo hasta pasado el medio día, ya va más menos un mes y sólo me dieron vasodilatadores, ya que la resonancia a los oidos no arrojo nada extraño.
    Si alguien sabe de un tratamiento, favor responder a este comentario… gracias.

    • No es que el sonido solo se presenta en las noches, sino se que el sonido recién es percibido una vez que no existen otros ruidos o sonidos que lo enmascaren.

  6. queridos amigos yo sufri hace dos años una sordera subita hoy estoy recuperda ,pero anoche volvio subitamente coorri al doctor para que me dieran el tratamiento a tiempo ,corticoides y aciclovir .esto es un virus tu cuerpo produce anticuerpos que no son capeces de controlar debido al mal estado de tu sistema inmune pidan a su medico un examen completo de sangre para saber donde esta la debilidad yo estoy en eso .suerte.

  7. hola ! hoy estuve en el especialista y me diagnostico SORDERA SUBITA, lo cierto es que ayer al mediodia estaba en medio de una fuerte discusión, que me puse realmente mal, cuando noté una fuerte presión en la parte interna de mi oido izquierdo y apartir de ese momento tengo un zumbido permanente similar al que hace una máquina de café de bar,cuando encienden ese compresor que caliente la leche para el cortado, pero un par de octavas más agudas! mi otorrino me sugirio corticoides, pero no los tolero porque me provocan taquicardia aguda, hay alguna alternativa a los corticoides?

    • Existen muchas alternativas, pero estas dependen del tipo de patología que esté produciendo la enfermedad, le sugiero un estudio más específico de su problema por parte del médico tratante.

  8. hola, soy Juncal otra vez, sigo con mi sordera y con tratamiento. Lo último q. me hicieron fué una eco-doppler. Los resultados fueron buenos, así q. aquí estoy esperando q. baje la Virgen Maria y a nuestros me´dicos les otorgue un poco de ciencia infusa. ¡SUERTE PARA TODOS!

  9. ma. rosario anaya castillo

    Hola: soy ma. rosario anaya, cumpli antier 63 años…muy activa, soy abogada, deportista toda mi vida… el 29 y 30 de nov.. de este año me dio una gripa que me la cuide con reposo y a los tres dias ya sin tener molestias gripales etc..estaba. cenando y me quede sorda del oido derecho… hago de su conocimiento que cuando tenia 4 años de edad me dio el sarampion y perdi completamente la audicion del lado izquierdo… o sea creci oyendo solo con un oido….ahora estoy pasando una situacion muy dificil.. el otorrino me esta dando cortisona, antibiotico y mas…. me estan dando sesiones diarias en la camara de oxigeno hiperbarico… llevo 6 sesiones pues antier y ayer me volvio a dar una gripa tremenda y no me pueden dar las sesiones asi… el dr. dice que se perforo el timpano… que pronostico puedo tener con estos antecedentes???? mil gracias espero su opinion, por mi correo electronico buenas noches¡¡¡¡¡

    • La sordera súbita es diferente a la perforación timpánica por otitis media aguda, un buen tratamiento podría solucionar la otitis media, pero se debe analizar la audición posterior al cuadro, el porcentaje de reparación timpánica y los factores asociados como enfermedades concomitantes y estado inmunológico del paciente.

      • Soy junkal, siento mucho lo que te ha ocurrido. Yo llevo 11 meses en tratamiento y todavía no he conseguido una recuperación ni plena ni media. Me gustaría decirte q. esto es coser y cantar, pero para nuestra desgracia es muy lento.Yo personalmente creo q. nunca volveré a oir por el oido derecho, pero bueno……esperaremos. Sigo teniendo vertigos y es lo q. más me preocupa en el momento actual.
        Un saludo

  10. I know this site presents quality depending content and other data, is
    there any other site which presents such data in quality?

    • Soy Juncal, y puedo decir que llevo un año y 5 meses con dicha sordera..Hace diez días aproximadamente consiguieron q. al hacer mis ejercicios no me diran los vertigos, pero sigo con tontera de cabeza y sin recuperar audicion. Espero q. mucha gente la recupere aunque yo n0 este entre ellos.

      Un saludo

  11. hola, a mi madre le dio sordera subita hace cuatro años, lo cual se recupero satisfactoriamente, ya hace dos semanas que le ha vuelto de nuevo y la doctora dice que esta vez no se va ha recuperar. solo le practica audiometria cada vez que vamos y le ha inyectado dos dosis de corticoide, quiero saber si es suficiente para decir que no va a recuperar la audicion o hay mas tratamientos por hacer.

    • Es importante lograr disgnosticar la causa de la sordera súbita, si solo se quedan el el diagnóstico esta enfermedad progresará al igual que la pérdida auditiva definitiva.

      • Hace mes y medio que perdí mi audición de oído izquierdo (de profundo a severo) esto por causa viral, debido a un mal diagnóstico no pude tratarme a tiempo sino hasta los 14 días fui con un otorrino.. y me recetó nimodipinono con prednisona por 15 días, recupere muy poco y ahora también tengo acufeno del lado afectado, como vio que no funciono muy bien me inyectaron 3 veces con corticoides en intervalos de 3 días, complementando con prednisona, aviclovir y cinnarizine hoy me toca prueba para ver si ha funcionado. Hay algún otro tratamiento que pueda ayudarme o que sigue después de esto

      • otorrinos2do

        Existen múltiples tratamientos y algunos son similares, sin embargo la eficacia de cada uno depende exclusivamente de la respuesta individual de cada paciente, del factor causal que puede o no ser identificado. Si no hay buena respuesta al tratamiento debe tenerse en cuenta que la repuesta a veces puede ser el detener la evolución del cuadro.

      • Para mi caso sordera profunda a severa hay la posibilidad de usar aparato auditivo? O hay alhina óperacion como un trasplante que pueda realizarse? Los acufenos aveces cambian un poquito hay alhun tratamiento o cura para eso.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s