LESIONES NASALES GRANULOMATOSAS Y COCAÍNA


Las lesiones granulomatosas nasales son un conjunto de alteraciones
inflamatorias en las que se observan lesiones necrosantes
de la nariz y de los senos paranasales. Se pueden subdividir
en infecciosas, vasculíticas y autoinmunes, idiopáticas y neoplásicas.
Los síntomas más frecuentes son: obstrucción nasal, rinorrea
sanguinolenta, costras, epistaxis y perforación septal.
1. La historia clínica demuestra síntomas generales como fiebre,
sudor nocturno, pérdida de peso y artralgias. A menudo
hay antecedentes de traumatismo, cirugía nasal, viajes recientes,
medicación y abuso de cocaína.
2. En la exploración de la esfera de ORL mediante endoscopia
nasal hay que buscar la posible existencia de hepatosplenomegalia
o adenopatías. La analítica debe incluir hemograma
completo, anticuerpos antinucleares, anticuerpos anticitoplasmáticos
de neutrófilo (cANCA), velocidad de sedimentación
glomerular (VSG) y test de cocaína en la orina.
3. Las pruebas radiológicas incluyen la tomografía computarizada
(TC) de senos paranasales y la radiografía de tórax.
4. Las principales lesiones granulomatosas causadas por
infección se deben a los siguientes cuadros:
• Infecciones fúngicas invasivas. Mucormicosis y aspergilosis. La
biopsia demuestra las hifas. LaTC muestra destrucción ósea.
Se debe instaurar tratamiento quirúrgico agresivo y administración
de amfotericina B.
• Tuberculosis. Es secundaria a afectación pulmonar o primaria.
Se diagnostica por la visualización de bacilos ácido-alcoholresistentes,
su cultivo y la prueba de tuberculina. Se instaura
tratamiento con tuberculostáticos.
• Lepra. El diagnóstico se realiza por la visualización de bacilos
ácido-alcohol-resistentes en frotis o biopsias de piel. Se instaura
tratamiento con dapsona y clofazimina.
• Sífilis. Puede ser primaria, secundaria o terciaria. Se diagnostica
por la identificación de Treponema en la biopsia y las pruebas
serológicas (reagina plasmática rápida [RPR], absorción
de anticuerpos treponémicos fluorescentes [FTA-Abs], pruebas
de laboratorio de investigación de enfermedades venéreas
[VDRL]). Para su tratamiento se prescribe penicilina G.
• Rinoscleroma. La biopsia demuestra las células de Mikulicz.
Para su tratamiento se prescribe ampicilina.

5. Las principales vasculitis y enfermedades autoinmunes son
las siguientes:
• Granulomatosis de Wegener. Se diagnostica por cANCA positivo
en sangre y la demostración de vasculitis en la biopsia
nasal o pulmonar. El tratamiento se establece con ciclofosfamida
asociada a corticoides.
• Síndrome de Churg-Strauss. Se presenta con asma.eosinofilia,
neuropatía periférica, infiltrados pulmonares, patología nasosinusal
crónica y biopsia de vasos sanguíneos con eosinófilos
extravasculares. El tratamiento se establece con corticoides
y/o ciclofosfamida.
• Lupus eritematoso sistémico. El diagnóstico es clínico y se confirma
por la presencia de anticuerpos antinucleares, anti-
ADN y anti-Ro. El tratamiento se establece con antiinflamatorios,
corticoides e inmunosupresores.
• Policondritis recidivante. Se diagnostica por la evidencia clínica
e histológica de inflamación recurrente de tres estructuras
cartilaginosas o más, además de la afectación del ojo. El tratamiento
se establece con corticoides e inmunosupresores.
6. Las principales lesiones idiopáticas son las siguientes:
• Sarcoidosis. Se observan linfadenopatías hiliares bilaterales,
infiltrado pulmonar y afectación ocular y cutánea. La radiografía
de tórax muestra alteraciones. Se diagnostica por biopsia
pulmonar y niveles de enzima conversora de la angiotensina
en sangre. El tratamiento se establece con corticoides e
inmunosupresores.
• Lesiones destructivas de la linea media. Afectan a la región
mediofacial. La biopsia revela inflamación crónica inespecífica.

El tratamiento se establece con radioterapia.
7. El abuso de cocaína puede diagnosticarse por el test de
cocaína en orina y biopsia. El tratamiento incluye la abstinencia
del consumo de cocaína y la administración de antibióticos,
lavados nasales y eliminación del tejido necrótico en las

zonas de perforación septal.

Pueden ser un factor

importante de morbilidad, aun después de que

paciente haya abandonado la dependencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s